Solo tú puedes, mujer

«Tu corto y renegrido pelo se desliza entre mis dedos,
mientras veo la profundidad de tus ojos tiernos,
ellos me invitan dulcemente a tí, me susurran sin hablar las más sentidas palabras de amor.
Tu piel se mezcla con la mía como dos sábanas de seda abandonadas a los caprichos del viento primaveral.
Nuestros labios van descubiendo los caminos a nuestro ser mientras nuestras lenguas van buscando ese punto que nos hará estallar.
Desde la suavidad me voy internando en tí, tu calor me envuelve, me enciende todavía más, mientras tus sutiles contorciones aumentan en intensidad.
Es como si tu cuerpo contuviera del todo al mío,
y con un último espasmodico movimiento nuestras almas al tocarse se fundieran para convertirse en río.»

por Leonardo Riccieri®

Un comentario sobre “Solo tú puedes, mujer

Agrega el tuyo

Deja un comentario

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: