Follow The WordPress.com Blog on WordPress.com

Verano blanco

“De flores frescas,
verano de amor,
de brisa que mece sueños,
de los día de sol.

Un río de agua clara,
nuevo sendero,
que busca lo dulce,
la verdad mas pura.

Inmersión de la mirada,
al perfume de la piel,
que invade esta sensación
de juventud renovada.

Extraña piel al paso,
llega al corazón,
al vocablo que domina,
esencia misma del sentir,
todo comienza, donde termina.

Danzar al saber,
respecto de lo absoluto,
de lo absurdo,
vertiginoso ritmo,
le da magia a este conjuro.

Empatía que se antoja así,
con otro calor, otro sabor,
cual marionetas jugando
al candor de cada
fugaz y eterno instante.”

Fusión poética por
Nora E. D’Agostino Lugones ©
y
Leonardo R. Riccieri ©
Copyrighted.com Registered & Protected XFII-M8IW-CDVT-WB35

Hojas que dan vida

“Cada lámina se hizo humana para amarte
Cada hoja nació y murió en aquellos bosques silenciosos
hoy caen del otoño de nombres,
naturaleza de los bordes del cielo en la tierra.

Mecidas por el viento caen
vuelan, buscan lugar para el descanso,
mullida morada que cobija la tierra
y nutre raíces de antiguos árboles,
mudos testigos de tiempos presentes
firmes guardianes del bosque encantado.

Fantasías de un dios de hambre,
dios plata, bailan, bailan el adiós,
regalando su última caricia,
su último aliento,
hojas dormidas, hojas de sueño
que describen ese vínculo perfecto,
ese círculo secreto,
cada una guarda el recuerdo.

Recuerdo pasado, ambiguo,
de una vida que no fue,
adherida al inerte destino
designado por nacimiento,
asida al tronco casi muerto
del celoso guardián de sucesos
grabados en el subconsciente,
cual cicatrices de viejas heridas
siempre abiertas, siempre sangrando…

Y van lejos, muy lejos
al triste canto de la frialdad,
estrofas viejas, huellas coaguladas, secas…
Se estremecen al desvarío
de las sombras de un pájaro y su trinar,
que aletea por proximidad de la muerte
de su amor palpitante.

Van huyendo del viejo designio
buscando caminos nuevos
que las alejen de lo inexorable,
hielo pétreo, transparente lápida,
fuerte cárcel hasta que vuelva el sol
a derretir su cubierta,
amanecer de un retoño verde,
lazo de tiempo,
convertido en árbol sueño…”

Fusión poética de:
Nora D’Agostino Lugones © y
Leonardo Riccieri ©
Copyrighted.com Registered & Protected NAZ5-FZ17-DMFP-OQAM

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: