Follow The WordPress.com Blog on WordPress.com

El mar

«Si… el mar tiene ese algo que atrae y te lleva lejos, te hace perder en su inmensidad, con el musical rumor de las olas, danzando en su desacompasado vaivén sin fin, como la mejor compañía a la silenciosa soledad de todas las almas que se internan en él, sin ni siquiera tocar sus aguas.»

por Leonardo Riccieri ©

Ausencia

«Esta anunciada ausencia parece nunca terminar, se ha convertido en un detenido tiempo muerto que se niega a pasar. Sentir contenido va inundando el pecho, perceptible sensación de malestar, se eleva, desbordando ojos, que fijos en la nada, son atravesados por cristalinas lágrimas, que, brotan y caen pesadas por la pendiente de mis mejillas, una tras otra, sin cesar…
como un río de desamor buscando el desahogo en el mar.»

por Leonardo Riccieri ©

Cruzando el mar

«Hasta que te vuelvas a ver
en el reflejo de mis ojos los días discurren como un ondulante ciclo sin fin. Por la mañana estoy navegando contigo en las calmas aguas de un manso río. Pero al avanzar el día, desemboca en un bravo mar de sueños, y allí abandonado a la zozobra me voy hundiendo, lento, inerte mirando como se va extinguiendo la luz solar que entibia la superficie… cayendo hacia lo profundo, como buscando un inexorable fondo que nunca llega. Me siento como una brújula que perdió el norte, totalmente a la deriva, un alma buscando rumbo, ése, que sé, no voy a encontrar hasta que te vuelvas a ver en el reflejo de mis ojos.»

por Leonardo Riccieri ©

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: