Follow The WordPress.com Blog on WordPress.com

Más allá del jardín

«En la levedad de tus sueños
dejate elevar suavemente,
como una mariposa flotando
entre aterciopeladas flores.

Deja que los rayos del​ sol
acaricien tus alas,
y el cálido viento te guíe,
aún mas allá,
de tus propios límites.

Donde cuerpo, corazón y alma
se confunden en un todo.
Ahí donde puedes ser tu dios…
Ahí donde el horizonte
se funde entre el mar y el cielo.»

por Leonardo Riccieri ©

La vida, como caminar

«Un día a la vez,
un paso por vez, disfrutándolo,
sin esperar el siguiente,
no pensando en mañana, ni después,
toda la atención solo en ese único paso.

Y si acaso trastabillas,
no te quejes,
observa como queda atrás,
no tienes que esperar mucho,
ya llega el siguiente paso.

Que es esta vida?
Tal vez no sea más que caminar
por un camino inexistente
que se crea en cada paso.

Entonces, piensa,
que mas da el destino,
si no haz de disfrutar el camino…

Un día a la vez,
un paso por vez…»

por Leonardo Riccieri©

Nostalgia felina

«Felina silueta,
al suave trasluz del atardecer
delineado contorno,
en frágil contraste
sobre el dorado brillo del mar.

Melancolía desatada,
recuerdo de felino amor
ausente, febril ronroneo
atravesando las olas
hasta llegar al corazón amado.»

Por Leonardo Riccieri ©

Hacia la realidad virtual

«La realidad supera a la ficción, siempre,
no se diferencian, se mezclan…
formando una nueva dimensión de realidad
con difusos límites, virtuales.

Ficticia ambiguedad,
de una ilimitada ficción?
O limitada realidad,
de una limitada percepción?

Contradicción de ver
solo la mental proyección,
propia escena existencial,
estado alterado,
donde lo que es, comienza a ser,
donde termina, lo que no es.»

por Leonardo Riccieri ©

Ungidos por el capital

«Marchamos formados en multitud,
uniformes siluetas humanas
marcando el paso al son del reloj,
en dirigida dirección
obedeciendo siempre a la gran voz.

Inalcanzable bienestar prometido,
nos guían en pos del nirvana,
arrastrando los pies todo el camino,
seguimos mudos orando,
como ciegos corriendo a ver,
la tierra sin mañana.»

Por Leonardo Riccieri ©

Un momento al anochecer

«Un acompasado fondo sonoro,
marcado por gruesas gotas de lluvia,
horada el silencio nocturno.
El piano de Hartmann regala sus notas,
éstas me envuelven y mecen,
mis ojos, como queriendo palpar el vacío,
se pierden en la distancia,
mí mente, divaga buscando luz,
en la oscuridad…»

Por Leonardo Riccieri ©

Cuando la mente se detiene, las letras se escapan… manan desde el alma.

Entonces, tal vez…

«Tal vez la poesía no sea
más que esa voz interna
qué emerge desde mis huesos,
a veces tenue,
a veces en un grito.

Esa voz susurrando palabras,
que juegan hilvanando estrofas,
estrofas danzantes urdiendo metáforas,
sencillas e intrincadas metáforas
que van construyendo hito.

Entonces, tal vez…
la poesía sea esa voz
que cuando se calle,
mí corazón deje de latir
marcando una nueva hora,
donde mí alma volará libre,
al fin…»

Por Leonardo Riccieri ©

Como una pluma

«Y el tacto se hizo ligero
delineando el contorno de tu piel,
mientras acompasados latidos
marcaban el ritmo del palpitar.

Como una pluma flotando en la brisa
en una interminable caricia,
se entrelazan nuestras almas
para volvernos a amar.»

Por Leonardo Riccieri ©

Nocturnidad

«Noche de letras
entre tus estrellas
al poeta sus metáforas,
en sagrada coreografía
haces danzar.

Noche envolvente
en tú cielo he de volar,
mientras aceleradas nubes
hacedoras de sombras,
marcando el tiempo van.

Noche mágica,
bajo tú halo,
enamoradas promesas
son conjuradas,
para toda la eternidad.»

Por Leonardo Riccieri ©

Reflejo

«Entre dos imágenes,
una ficticia, una real,
cómo diferenciar,
siendo apariencia de lo igual,
son un reflejo casi fiel.

Imperceptible división,
oculto sentido
entre aquello que es
y lo que una vez fue.

Tal vez solo somos fantasmas,
etéreas siluetas sin forma
vagando en cuerpos prestados,
atados a la eterna pregunta…
Cuál es real?…»

Por Leonardo Riccieri ©

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: