Follow The WordPress.com Blog on WordPress.com

De luces y sombras

“Sombras que marcan, revelan,
tantas arrugas cicatrices,
de un pesado pasado
qué se manifiesta e insiste
en no terminar de pasar…”

Imagen en letras
por Leonardo Riccieri ©

Fotografía de Bret Walker

Navegando… me

“Atravesando la tormenta del hastío
surfeando​ encrespadas olas,
empapado en este limitado mar,
siendo marinero y capitán
con un no tan libre albedrío.

Tenaces nubes me persiguen
sin vacilar, tratando siempre
de asestar algún rayo mortal,
para impedir a mí destino arribar.

Testarudo niño fuí
jamás dejé de intentar,
ni con mi vara guiar a mi barco,
por el embravecido mar.

Y ahora, ya en calmas aguas
bajo un diáfano cielo azul,
siempre proa al horizonte,
todavía reconozco en mí
a aquel intrépido infante.”

por Leonardo Riccieri ©

Sombra interior

“Cuando las lágrimas
no son suficientes para sanar.
Cuando todo parezca perdido,
recuerda,
mas allá de las formas,
de tanta angustia corporal,
se puede proyectar
hacia afuera del cuerpo
la verdadera esencia,
convertirla en delineada sombra
y dejarla volar…”

Imagen en letras
por Leonardo Riccieri ©

Pensamiento de otoño

“Esta anocheciendo y llueve,
hace frío aquí en la ciudad,
no por eso las gotas dejan de brillar.

Mira al cielo, humedece tus ojos
hasta que finalmente,
la cortina de agua hayas de cruzar.

Sin apurar al tiempo,
de todos modos
nada ha de cambiar.

Tan solo disfruta la lluvia
y tal vez… a tus sueños
esta noche de otoño
puedas alcanzar…”

Otra imagen en letras
por Leonardo Riccieri ©

Desafortunado en el juego

“Cuando las cartas están echadas
la suerte no puede jugar…
Aunque la mano cambie
el resultado no va a cambiar.
La reina de corazones
sus números ha de combinar
hasta la anhelada palabra formar.”

Imagen en letras
por Leonardo Riccieri ©

En vuelo

“En el vaivén del vuelo
perdido en fútiles pensamientos,
como en un interminable soñar
eternizando el instante voy.

Cuestionando siempre,
la realidad de lo que creo… soy.”

Imagen en letras
por Leonardo Riccieri ©

Niña corazón de luna

“Eterna niña de los mil días
aprendiendo a contestar
los interrogantes de ser,
dulce inocencia intacta,
vas, creciendo sin crecer.

Niña corazón de luna
que con tu luz envuelves
y con tu alma abrigas,
palpitando el hoy,
en pos de un mejor mañana,
vamos juntos de la mano,
reescribiendo en cada paso
nuestro destino.

Escalera al cielo,
comenzamos cada día,
subiendo,
para terminar cada noche,
en los brazos de la luna”

por Leonardo Riccieri ©

Más allá del jardín

“En la levedad de tus sueños
dejate elevar suavemente,
como una mariposa flotando
entre aterciopeladas flores.

Deja que los rayos del​ sol
acaricien tus alas,
y el cálido viento te guíe,
aún mas allá,
de tus propios límites.

Donde cuerpo, corazón y alma
se confunden en un todo.
Ahí donde puedes ser tu dios…
Ahí donde el horizonte
se funde entre el mar y el cielo.”

por Leonardo Riccieri ©

La vida, como caminar

“Un día a la vez,
un paso por vez, disfrutándolo,
sin esperar el siguiente,
no pensando en mañana, ni después,
toda la atención solo en ese único paso.

Y si acaso trastabillas,
no te quejes,
observa como queda atrás,
no tienes que esperar mucho,
ya llega el siguiente paso.

Que es esta vida?
Tal vez no sea más que caminar
por un camino inexistente
que se crea en cada paso.

Entonces, piensa,
que mas da el destino,
si no haz de disfrutar el camino…

Un día a la vez,
un paso por vez…”

por Leonardo Riccieri©

Nostalgia felina

“Felina silueta,
al suave trasluz del atardecer
delineado contorno,
en frágil contraste
sobre el dorado brillo del mar.

Melancolía desatada,
recuerdo de felino amor
ausente, febril ronroneo
atravesando las olas
hasta llegar al corazón amado.”

Por Leonardo Riccieri ©

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: