Follow The WordPress.com Blog on WordPress.com

Bajo el mismo cielo

“En esta noche oscura
la cálida brisa
se siente dulce
como tus caricias.

Las luciérnagas se encienden
para adornar la noche
con su amarillento brillo,
mientras el silencio es quebrado
por un coro de grillos.

Mirando el cielo
puedo sentirte en cada estrella
sabiendo que su luz
ilumina tus ojos buenos.

Tan cerca del lago estás amor,
seguro puedes de sus aguas
escuchar el rumor,
que aunque la distancia
se imponga hoy,
tan solo hay,
un latido entre tú y yo.”

por Leonardo Riccieri ©

Sentirte en mi

“Te siento en mis brazos,
cuando mis manos dibujan tu piel
y tu piel define el sentido de mis caricias.

Te siento estremecer bajo mis dedos
cuando los escalofríos que te recorren me invaden,
llevando tus latidos como la brisa en primavera
que envuelve mi cuerpo y me eleva.

Te siento en mis labios,
cuando en mil besos te recreo,
mientras susurros emanan de mi alma
para agasajar tus oídos.

Te siento en mi aire
cuando respiro tu fragancia
que me pierde y embriaga.

Te siento en mi
cuando al trasponer el tibio portal de tu deseo
tus gemidos se hacen canto,
para derramar mi amor en tus entrañas,
y por fin… sentirme en ti…”

por Leonardo R. Riccieri©

sentirmeenti

Paso a paso

“Un día a la vez, un paso por vez…
Vivo un día por vez, así es mi vida desde hace un tiempo, y es más ordenada, un día a la vez, no pensando en mañana, puede que no me levante, puede… No se sabe…
Ni siquiera pensando en después, dando el paso y a la vez disfrutándolo
no esperando el siguiente, toda la atención solo en ese paso,
y si acaso trastabillo, no me quejo, observo como queda atrás, no tengo que esperar mucho ya llega el siguiente paso,
que es esta vida? no es mas que un caminar por un camino inexistente que se crea en cada paso, y cuidado que hablo del camino elegido, no del señalado
Y como siempre digo, que mas da el destino si no he de disfrutar el camino…
Un día a la vez, un paso por vez…”

Fragmento de Reconociéndome ©
por Leonardo Riccieri ©

De la piel al lienzo

“Diestro en el arte de hacer humor
a costa de ridiculizar lo cotidiano,
burlándose de si mismo a diario,
para olvidar el desamor.

Función tras función,
cuanto había ensayado el maquillaje
de esa triste mueca de payaso
mutada del antiguo oficio de bufón.

Mirándose con ojos vacíos,
tristeza resaltada en grotesco reflejo
de una inanimada imagen,
que parecía atrapada en el espejo.

Payaso con alma humana
vas recreando en el lienzo,
el retrato de aquel que es
fiel imagen de un reflejo
de alguien que nunca quiso ser.”

por Leonardo R. Riccieri©

Ella es la tormenta

“Al final del día, la pausa y un café,
a través de la ventana se puede ver
un espeso manto de nubes cubriendo el cielo,
el viento arrastra las últimas hojas,
dejando peladas ramas como dedos suplicantes,
culminación de brazos extendidos,
pidiendo al universo la tormenta perfecta.

El estallar del trueno le hace temblar las piernas,
levanta su mirada dejándola a merced del relámpago,
que cortando la oscuridad en dos,
queda grabado en sus pupilas,
nueva cicatriz, de un tiempo que es,
evocando viejas marcas de un tiempo ido,
marcas, queriendo renacer en heridas sangrantes,
avivando aquel doloroso fuego que creía olvidado.”

por Leonardo Riccieri ©

ellatormenta

Desánimo

“Era un día gris,
hice un alto en la ciudad,
entre el indiferente gentío
solo se podía sentir
soledad y hastío.

Los sonidos del silencio
y sus interminables ecos,
resonaban en mi mente,
convirtiéndose en trágicos
incesantes pensamientos.

Como golpes de látigo
rasgaban la carne,
abriendo viejas heridas
que de tanto sangrar
parecen que nunca
podrán cicatrizar…

Por un momento
perdí el rumbo,
el objeto de vivir,
todo era vacío,
fue cuando aferrado
a esa abandonada flor
me sentí otra vez, morir…”

por Leonardo Riccieri©

Desánimo-By-Caras-Ionut

Imágen: Composición surreal by Caras Ionut

Carta abierta al amor soñado

“Donde quiera que estés
quisiera que sepas que…

Acá estoy amor, sintiéndote,
de esta manera única,
que es, la única manera;
dentro, profundo, ahí donde,
enmudecen las palabras y huelgan,
donde lo único que existe
son dos almas amándose
desde y hacia la eternidad,
viviendo cada instante
como el último y más importante.

Y es ahí,
desde dentro hacia afuera,
que te siento y veo,
y al llegar a tu piel,
extasiado te acaricio
e invirtiendo el ciclo,
desde afuera hacia adentro,
te veo y siento,
y penetrando el cuerpo
llego a abrazar tu alma.

Quisiera verte ahora,
mirarte a los ojos
y sin una sola palabra,
desnudarte en un beso
para amarte lentamente
hasta fundir nuestros cuerpos
al calor del amoroso deseo
de este amor que sentimos,
así, de esta única manera,
la nuestra…”

por Leonardo Riccieri ©

abrazo-pareja

Descubrir un sueño

“Aquella noche de verano,
donde apenas alumbra la luna,
contemplaba el campo,
acompañado de mil invisibles grillos
que dejaban escuchar su canto,
las luciérnagas se elevaban desde la hierba
apareciendo mágicamente, una a una,
para alumbrar aquellos besos de amor,
soñados contemplando el espejo de agua
en un privado rincón de Uribe,
frente a la laguna.

Era entonces que mi corazón preguntaba
donde estará el verdadero dulce amor?
Cuando dejarás de acariciar cuerpos sin alma?
Encontrarás quién con sus ojos confirme
lo que de sus labios emana?

Imposible no recordar el hueco,
de cuantos te amo cayendo al vacío
sin generar el mas mínimo genuino eco.
Aprendiendo de a poco, como, sin amor,
los besos terminan sabiendo a nada.

Ahora de tu mano,
nos descubren las luciérnagas
que como duendes blancos flotan,
en esta mágica noche de luna
donde la brisa nos abraza,
mientras nos besamos
contemplando el espejo de agua
en, desde hoy, nuestro rincón de Uribe,
frente a la laguna,
esta vez, celebrando el encuentro
de dos almas que se aman.”

por Leonardo Riccieri ©

luciernagas

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

A %d blogueros les gusta esto: